+52 (55) 5605 4800 info@arval.com.mx


Mucho se ha dicho sobre la visión financiera del seguro de gastos médicos mayores, en general se percibe una mala reputación sobre este tipo de instrumentos de protección. La realidad es que este tipo de inconformidades suceden derivado de la falta de información por parte de las aseguradoras, los asesores en seguros y muchas veces hasta del mismo asegurado. En estas líneas buscamos compartir nuestra visión del Seguro de Gastos Médicos y dar mayor claridad de lo que podemos esperar o no sobre este tipo de instrumentos. …


Una realidad es que el Seguros de Gastos Médicos Mayores es por su propia naturaleza un seguro costoso. La experiencia a mostrado que las compañías aseguradoras han tenido que tomar ciertas medidas para evitar grandes pérdidas o pérdidas catastróficas en sus estados de resultados a consecuencia hacer frente a gastos hospitalarios indefinidos.

Esta es una de las razones por las cuales se ha tenido que extinguir del mercado el término “Suma Asegurada Ilimitada” ó “Suma Asegurada sin Límite”, dado que esto conlleva a situaciones sumamente costosas, literalmente inconmensurables para las compañías de seguros, de tal modo que un sólo siniestro puede llegar a afectar severamente los resultados en la rentabilidad de la empresa a nivel compañía.

En adición con lo anterior, aunque estas situaciones pueden ser menos comunes, no son excepción; se suman las malas prácticas que pueden suceder entre hospitales, médicos y asegurados, aplicando erróneamente conceptos y padecimientos de un tipo, cuando la realidad pudiera ser distinta. Dando como resultado, el encarecimiento del seguro de gastos médicos mayores a escala, ocasionando seguros cada vez más limitados y más costosos.

Estas son algunas de las condiciones que hace que el Seguro de Gastos Médicos Mayores pudiera ser un instrumento muy costoso en su operación y como una medida de protección para las mismas compañías aseguradoras. Se han tenido que establecer ciertos criterios para evitar abusos sobre el producto y al mismo tiempo establecer puntos de equilibrio para que los asegurados regulares puedan tener los mejores beneficios de estas líneas de seguros.

Prexistencias: No habrá que perder de vista que un “Seguro” por definición es un contrato de buena fe que se celebra entre una persona y la compañía de seguros.

Es por ello que las compañías de seguros requieren de aplicar cuestionarios médicos a sus posibles asegurados para determinar primeramente el estado de salud de la persona y al mismo tiempo, el nivel de riesgo al que se tendrá que hacer frente en un momento dado.

No está por demás.señalar que derivado de un análisis de escrutinio en las respuestas de los posibles asegurados, se establecen las sumas aseguradas para cada uno de los padecimientos más comunes, determinación de deducibles y coaseguros.

Asimismo, las aseguradoras establecen sus “exclusiones”, situaciones bajo las cuales no participará la compañía en caso de presentarse determinado padecimiento; cuando la aseguradora así lo considere.

También determinará y establecerá determinados padecimientos como “prexistencias”, afecciones bajo las cuales, la compañía de seguros no participará en caso de presentarse algún tipo de complicación. (derivado a que hay antecedentes o ya está presente en el asegurado).

Tiempos de espera: También nos podemos encontrar con otro término no menos importante, que es “Tiempo de espera”. Esto habla de que hay voluntad de la compañía de seguros por cubrir cierto padecimiento, pero la cobertura no se dará hasta que haya transcurrido determinado tiempo. Un simple y claro ejemplo de ello es la cobertura de maternidad; que se ofrece a nuevos asegurados o en algunos casos, condicionada a partir de diez meces posteriores a la contratación de la póliza.

Esta es la manera en que las compañías de aseguradoras se protegen de abusos por parte de mismo asegurado y al final, el sentido es establecer un buen equilibrio y ejercicio del seguro de gastos médicos para las líneas de seguros.

Lo que muchas veces no alcanzamos a conocer o comprender es la naturaleza de estos dos términos. Por ello, se hace imprescindible leer con todo detalle las “Condiciones Generales” de la póliza; identificar cuáles son las “exclusiones”, es decir, padecimientos que bajo ningún punto de vista estarán cubiertos por la póliza, cuáles son aquellos que tienen un “tiempo de espera”, se serán cubiertos una vez transcurrido determinado tiempo y cuáles son aquellos que contarán con cobertura una vez iniciada la vigencia de la póliza.

Esto nos hace corresponsables con la compañía aseguradora, nuestra recomendación siempre será el leer y comprender con todo detalle toda y cada una de las condiciones de la póliza, a no quedarse con lo que “nos dijeron”, sino tener total claridad con lo que contamos y es posible esperar o no de nuestro seguro, esto nos dará sin lugar a dudas una perspectiva clara del nivel de protección que disponemos y nos podrá evitar un sinfín de malos entendidos y sinsabores al momento de hacer uso de nuestros seguros.

“La Salud es lo más importante que tenemos, cuidarla es una responsabilidad”

Si tienes dudas sobre tu Seguro de Gastos Médicos Mayores o te gustaría recibir algún tipo de asesoría sobre como adecuar tu seguro en función a tus necesidades y posibilidades, te animamos a ponerte en contacto con nosotros, con mucho gusto te asesoramos para que cuentes con un seguro correcto y bien balanceado, acorde a tu ritmo y estilo de vida, sin que tengas que pagar más por ello.

Acércate con nosotros, juntos diseñaremos el modelo comercial que nos permita
llevar a tu negocio a un siguiente nivel, estratégica y eficientemente.

Líneas Personales | Programas Empresariales | Programas Especializados