+52 (55) 5605 4800 info@arval.com.mx


Sin lugar a dudas este es un tema sumamente controversial, pero una realidad que hemos experimentado, sobre todo aquellas personas que han venido conservando su Seguro de Gastos Médicos Mayores, es el incremento de precios en los costos del su seguro.

Al pensar en el costo que tienen hoy los Seguros de Gastos Médicos Mayores, no sólo debemos de enfocar nuestra atención al valor fina de nuestra póliza de seguros. Habrá que abordar este tema desde diferentes puntos de visa; pensemos en la población que actualmente cuenta con una póliza de seguro médico privado, que bien podemos citar que no representa más de un siete por ciento de la población total mexicana. Otro factor que tenemos que tomar en cuenta esta en la red médica que es necesaria para operar este tipo de seguros: médicos, laboratorios, hospitales, etc. …


Ahondando en estos factores, no está por demás mencionar el punto de los tabuladores que manejan las aseguradoras para “estandarizar” el pago de los honorarios médicos. Que si bien muchos médicos consideran que los valores pueden ser bajos en relación a los servicios que prestan, no contamos en el Sector Asegurador con tabuladores para la red hospitalaria.

Es decir, no tenemos una estandarización para los costos por el uso de las instalaciones médicas dentro de una clínica o un hospital. Esta situación resulta totalmente contradictoria ya que, si bien se pretende tener control sobre el costo de los honorarios médicos, se mantiene una puerta abierta o mejor dicho, un “cheque en blanco” para las redes de hospitales que operan los seguros médicos.

Esto es un enfoque muy general sobre las condiciones bajo las cuales operan nuestro seguro de gastos médicos mayores, son una serie de variables móviles que al final de esta cadena terminan afectando los costos del seguro y los que más lo recienten, invariablemente son los asegurados.

Ante tal situación, merece la pena mencionar que como principio natural del seguro, basándonos en la Ley de los Grandes Números; que nos habla de “repartir” la perdida de una cuantos entre muchos y mitigar entre todos dicha perdida; cuando notamos que menos de un siete por ciento de los mexicanos cuenta con un seguro de gastos médicos privado, no habrá que ser suficientemente inteligentes para darnos cuenta que el volumen de asegurados es verdaderamente bajo, no alcanza a sumar ni por la mitad de la “masa crítica” necesaria para acceder a precios más razonables, situación que hace que este tipo seguros alcancen valores muchas veces hasta desproporcionados para una misma póliza.

También habrá que decirlo, que dentro del sector existe una serie de malas prácticas; por supuesto que a nadie le gusta escuchar esto, pero la realidad es que nos podemos enfrentar a situaciones en que la atención médica por parte de ciertas instituciones o profesionales de la salud se vuelve condicional y selectiva.

Es decir, se da preferencia de atención médica y hospitalaria con mayor celeridad a las personas que cuentan con un seguro de gastos médicos mayores en contraste con las que no lo poseen, por cualquier que sea la razón..

Una de las acciones que pudiéramos hacer como asegurados es no prestarse a participar en malas prácticas del seguro, reportar con la aseguradora a aquellas personas que pretendan abusar del seguro, inclusive tener claridad ante el proceder de las mismas instituciones que nos prestan los servicios hospitalarios.

Prever atrasos en los trámites del seguro para evitar que nos carguen un día más de hospitalización, revisar con todo detalle la cuenta del hospital y estar ciertos de que lo que se ha facturado corresponde con la atención recibida en su totalidad, y así con pequeñas acciones contribuir a no encarecimiento de nuestros seguros de gastos médicos mayores.

Lo cierto es que en nuestro querido México nos falta mucho camino por recorrer en el sentido de desarrollar una cultura de prevención. La buena noticia es que cada vez más personas en nuestro país comienzan a dar mayor valor a los seguros en general. Hoy cada vez más personas reconocen que es mucho más conveniente estar asegurado bajo cualquier esquema, que tener que hacer frente a una condición de salud repentina.

Nuestra visión siempre será que, a pesar de los costos, siempre es más conveniente contar con un seguro de gastos médicos mayores para hacer frente a situaciones en donde se vea comprometida la salud y tener la posibilidad de acceder a servicios médicos y hospitalarios de calidad, que tener que asumir los costos de un infortunado incidente. Es una visión en que vemos el seguro como un mecanismo inteligente de protección para nuestra estabilidad económica tanto personal como familiar invariablemente; un mecanismo que nos ayudará a hacer frente a una situación delicada cuando nuestras capacidades económicas se vean rebasadas ante una eventualidad.

“La Salud es lo más importante que tenemos, cuidarla es una responsabilidad”

Si tienes dudas sobre tu Seguro de Gastos Médicos Mayores o te gustaría recibir algún tipo de asesoría sobre como adecuar tu seguro en función a tus necesidades y posibilidades, te animamos a ponerte en contacto con nosotros, con mucho gusto te asesoramos para que cuentes con un seguro correcto y bien balanceado, acorde a tu ritmo y estilo de vida, sin que tengas que pagar más por ello.

Acércate con nosotros, juntos diseñaremos el modelo comercial que nos permita
llevar a tu negocio a un siguiente nivel, estratégica y eficientemente.

Líneas Personales | Programas Empresariales | Programas Especializados