+52 (55) 5605 4800 info@arval.com.mx


Partiendo de la premisa que en términos generales un cualquier tipo de seguro representa un contrato de buena fe, el seguro de auto también es un contrato entre el asegurado y la compañía de seguros, en donde la aseguradora asume una serie de riesgos sobre la unidad, con base a las declaraciones del asegurado al momento de adquirir su seguro.

Ahora bien, la realidad es que a partir de la formalización y del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil que se ha implantado para todos los vehículos que circulan en México, a dado pie a que personas mal intencionadas se aprovechen de la buena fe que prevalece al adquirir un seguro de auto obligatorio, ofreciendo este tipo de seguros sin que tengan el respaldo de alguna compañía de seguros.


Como bien sabemos, al tratase de una póliza las personas dan por hecho que al contar con una “hoja de papel” ya cuentan con el seguro de auto vigente. Pagan por ello sin tomar la precaución de verificar que esa “póliza” haya sido emitida realmente por una compañía de seguros y que efectivamente se encuentre vigente en cobertura.

A continuación, te compartimos tres recomendaciones importantes para que no te veas envuelto en una situación de intento de fraude con consecuencias graves para tu persona.

1. No adquieras seguros con personas que no sean agentes de seguros: Como una manera de protección a los asegurados, las autoridades mexicanas han establecido desde siempre que todo tipo de póliza de seguros debe ser comercializada “intermediada” a través de un Agente de Seguros. El agente de seguros regularmente debe cumplir con una serie de requisitos, procesos de capacitación y exámenes periódicos para poder ejercer la intermediación de seguros en el mercado. Considera que, al hablar de Agentes de Seguros, estamos tratando con personas capaces y muchas veces con alto profesionalismo.

Además, que cada uno cuenta con una “Cédula” emitida por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) que los acredita y son reconocidos como los profesionales del seguro. Además, cada agente de seguros también debe acreditarse y cumplir con los perfiles que exige cada aseguradora para que estas figuras de fuerza productora tengan las autorizaciones necesarias para ofrecer al mercado los productos y servicios que la aseguradora ofrece al mercado.

2. Verifica la autenticidad de tu póliza de seguro de auto (o cualquiera que dispongas): Si actualmente ya cuentas con una “póliza” de seguro de auto o de algún otro tipo, te recomendamos tomar medidas inmediatas para verificar su legalidad y coberturas.

El error más común que cometen las personas es llamar a los teléfonos que vienen indicados en dicha póliza. En muchas ocasiones los defraudadores se cubren alterando dicha información, para que en el caso que alguien llame, sus defraudados, les responda alguna persona, que no es la aseguradora y continúe ratificando su plan de extorsión.

En estos casos merece la pena darse a la tarea de averiguar los datos de contacto de la aseguradora que se emite la supuesta póliza y llamar o acudir directamente a la compañía para verificar que la póliza es correcta, está respaldada y se encuentra en cobertura vigente. También es importante verificar también que las coberturas descritas sean las que la misma aseguradora está cubriendo.

Recuerda que al adquirir un seguro de auto, estas pagando por un tipo protección financiera en caso de presentarse una eventualidad o un siniestro, de modo tal que las coberturas y sumas aseguradas son los puntos más importantes de tu póliza de seguros:

3. Las pólizas de seguros NO se pagan a través de los agentes de seguros: Este es otro punto muy importante, cuando nos enfrentamos a un intento de extorsión o fraude, regularmente estas personas mal intencionadas nos exigen que el pago sea en efectivo y de mano a mano. Esto es un buen indicio de que se trata de algo irregular.

En el mercado de seguros, todo tipo de póliza la prima correspondiente debe ser pagada a través de la misma aseguradora, ya sea a través de cualquier institución bancaria con un número de referencia, para que ese pago sea aplicado a tu póliza de seguro de auto correctamente. Posterior a ello, naturalmente la aseguradora generará la comisión correspondiente para el agente derivado de su gestión de venta y fin del proceso.

Ten en cuenta que participar en un fraude o realizar un intento de este representa un delito grave que se puede castigar con años de prisión. Involucrarse en de esta forma extorsión nos hace pensar seguramente en que te vas a “ahorrar” unos centavos, pero la realidad es que se está dejando la puerta abierta para enfrentar situaciones muy graves y que la final, no vale la pena correr este tipo de riesgos.

Si tienes dudas sobre tu seguro de auto que tienes o te gustaría recibir más información sobre cómo puedes adquirir un seguro de autos de acuerdo con tus necesidades, estilo y ritmo de vida, que te brinde sólida protección en un momento dado frente a una eventualidad, te animamos a ponerte en contacto con nosotros para que juntos diseñemos el plan de protección más adecuado, sin que tengas que pagar más por ello.

“No corras riesgos, conduce tranquilo”

En Corporativo Arval te acompañamos en los momentos en que más lo necesites”

Líneas Personales | Programas Empresariales | Programas Especializados