+52 (55) 5605 4800 info@arval.com.mx


Si has tomado la decisión inteligente de proteger tu patrimonio, tu casa a través de un seguro de hogar o seguro de casa habitación. A continuación, te compartimos algunos puntos importantes que debes de considerar al adquirir tu nueva póliza de seguro de hogar.

En principio, adquirir una póliza de seguro de hogar parecería un tanto complejo, sin embargo el proceso es mucho más simple de lo que llegamos a pensar. Se trata de integrar un pequeño expediente que nos ayude a describir tu propiedad de la mejor forma posible para que la compañía de seguros cuente con la mayor cantidad de antecedentes y elementos al momento de expedir tu póliza y que ésta, no presente ambigüedades o zonas grises que en caso de siniestro pudieran evitar que el pago de los daños no sea el esperado.

Algunos elementos que debes considerar antes de contratar un seguro son:

a) Soportes sobre el Valor de la construcción: Siempre es importante contar con un avalúo previo y reciente que nos ayude a dar soporte al valor total del bien inmueble, es muy importante declarar valores los más cercanos a la realidad sobre el valor de la vivienda, ya que si se presenta una valor menor a lo real, el monto de la prima de seguros probablemente se verá sensiblemente disminuida, pero también en caso de reclamar algún daño a consecuencia de un siniestro, en esa misma proporción se verá afectada la indemnización.

b) Riesgos propios de la ubicación: No está por demás abrirse un espacio para analizar y enlistar aquellos riesgos a los que está expuesto tu hogar relacionados con su ubicación, factores de riesgo como: si tu casa está en una zona sísmica, existe exposición a huracanes o inundaciones, existe el riesgo de deslaves, etc.

Es importante declararlo a la compañía de seguros para que considere estas condiciones al momento de emitir la póliza, muchas veces omitir este tipo de información, puede resultar contraproducente para el asegurado, ya que la aseguradora pudiera tener argumentos para no cubrir el riesgo al momento de presentarse una eventualidad.

c) Evaluar la posible Responsabilidad Civil en la que pudieras incurrir: Del mismo modo que el punto anterior, esto significa que siempre será recomendable señalar a la aseguradora las probabilidades de riesgos sobre los daños que pudiéramos causar a terceros en un momento dado, por ejemplo: riesgo de inundar viviendas contiguas, en caso de incendio se podría ver comprometidas las casas de alrededor, si existen factores de riesgo para tu propia casa como transformadores, tanques de gas, grandes tinacos, etc…

d) Especificar las condiciones y características de tu vivienda: Es muy importante indicar si la vivienda es propia o rentada, el domicilio donde se localiza el inmueble, su valor aproximado, número de niveles, tipo de vivienda (casa o departamento), tipo de construcción y acabados, entre otras. Regularmente el costo del seguro que establece la compañía de seguros está basado fundamentalmente por este tipo de características.

En caso de ser inquilino y estar rentando una propiedad, también te puedes proteger ante este tipo de riesgos o de futuros desembolsos, al contratar un seguro de casa habitación.

Finalmente a través de tu asesor profesional de seguros y contando con los documentos que te hemos recomendado, se tendrá que requisitar una solicitud y con base en ello, podrás recibir una propuesta de tu seguro de hogar o seguro de casa habitación por parte de la compañía de seguros, indicándote de qué forma y los niveles de protección que te pueden aceptar para que protejas tu patrimonio y al mismo tiempo economía, en caso de presentarse algún tipo de eventualidad.

“Lo importante es salvaguardar a tu familia, tu patrimonio y tu estabilidad económica”

Si te interesa conocer más detalles sobre cómo puedes proteger tu patrimonio y contar con más detalles sobre cómo funciona un seguro de hogar o seguro de casa habitación, te animamos a ponerte en contacto con nosotros para que juntos diseñemos el plan de protección que más te convenga, con un seguro de hogar proteges tu patrimonio, tu economía y a los que más quieres.

“No vale la pena correr riesgos o vivir con miedos, vive con total tranquilidad”
En Corporativo Arval, te acompañamos en los momentos en que más lo necesites.

Líneas Personales | Programas Empresariales | Programas Especializados