+52 (55) 5605 4800 info@arval.com.mx


Sabemos que muchas veces las imposiciones generan cierta molestia para quienes tienen que acatar este tipo de disposiciones federales. El Seguro de Autos Obligatorio no es la excepción. Sin embargo, no habrá que verlo de esta manera, sino como una intención de protección a terceras personas en caso de un accidente o eventualidad y al mismo tiempo, como un mecanismo de protección para el conductor responsable de un accidente.

En el pasado muchos de nosotros nos enteramos de casos en los cuales, a consecuencia de un accidente automovilístico, el peatón, un grupo de personas, un comercio o un hogar se veían afectados severamente tras ocurrir un accidente, lo que implicaba caer en largos procesos judiciales e infinidad de recursos legales para reclamar y recuperar parte de la pérdida ocasionada, procesos tan largos, que aunque alguna de las llegara a ganar el caso, también perdía, derivado de los altos costos de los procesos legales y el gran desgaste que este tipo de situaciones generan entre los involucrados.


Un Seguro de Autos Obligatorio de responsabilidad civil, es precisamente un recurso que no ayuda a responder en caso de afectar a terceros ya sea en sus bienes o en su persona. Hay que ver este mecanismo como un medio de respaldo en términos de conciencia y sentido de responsabilidad al conducir un vehículo.

Veámoslo de esta manera, comprender que al momento de tomar el papel de conductor conlleva una responsabilidad; en nuestras manos está hacer un buen uso del vehículo que manejamos, al mismo tiempo ser prudentes y respetuosos del reglamento de tránsito.

Si comprendemos que al conducir estamos aceptando ciertas responsabilidades, es aquí en donde esta modalidad del seguro de autos nos ayuda de manera importante, ya que en el infortunado caso de vernos envueltos en un accidente, el seguro nos respaldará para poder hacer frente ante la situación de manera responsable y eficiente.

Sabemos claramente que ninguna persona en sus cinco sentidos tomaría el volante con la finalidad de hacer daño a otras personas, pero en el caso de que sucediera una eventualidad, esto es lo que justamente nuestras leyes reconocen como “Delito Imprudencial”, en donde las partes involucradas en el evento no pretendían hacer daño o recibir una afectación en sus bienes o en su persona. Simplemente se trata de una situación fortuita que ocurrió sin que nadie deseara verse dentro de tal situación.

El Seguro Obligatorio es un recurso de protección orientado en dos sentidos: tanto para el conductor responsable como a terceros, de modo que si éstos llegaran a sufrir daños, el conductor podrá contar con el respaldo de una aseguradora para hacer frente a la situación y en el caso de los terceros, tener la oportunidad de recibir algún tipo de resarcimiento o indemnización por los daños sufridos a consecuencia de un accidente.

Es por ello que siempre recomendamos, no tan sólo cumplir con las exigencias de la autoridad, sino que al contrario de eso, adoptar una actitud responsable y estar debidamente preparados en caso de presentarse uno accidente o eventualidad.

Un seguro obligatorio de autos ofrece básicamente dos coberturas: Responsabilidad Civil Bienes y Responsabilidad Civil Personas, aquí presentamos un ejemplo del alcance para este tipo de seguro:

Responsabilidad Civil Bienes y Responsabilidad Civil Personas:

“Esta cobertura ampara la responsabilidad civil por tránsito de vehículos en territorio nacional, en que incurra el asegurado o cualquier persona que con consentimiento del asegurado use o posea un vehículo con el límite de responsabilidad establecido en la misma, siempre que a consecuencia de dicho uso o posesión, cause a terceros daños materiales en sus bienes, lesiones corporales, incapacidades temporales y/o permanentes o la muerte, distintos de los ocupantes de dicho vehículo, que considera la responsabilidad civil a que se refiere el Artículo 63 Bis de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal. Dentro del límite máximo de responsabilidad contratado, esta cobertura ampara los gastos y costos a los que fuere condenado a pagar el asegurado, o cualquier persona que, bajo su consentimiento tácito o explícito, use o posea el vehículo asegurado, en caso de juicio civil seguido en su contra con motivo de la responsabilidad civil amparada por esta cobertura de acuerdo con los Artículos 145 y146 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro”.

El límite máximo de responsabilidad de la aseguradora se establece en la carátula de la póliza y operará para los diversos riesgos que se amparan en ella.

Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil:

“Queda entendido y convenido que el presente seguro de responsabilidad civil se considerará como un seguro obligatorio, de acuerdo con lo que se establece en el Artículo 150 Bis de la Ley Sobre el Contrato de Seguro. Por tratarse de un seguro obligatorio, la póliza no podrá cesar en sus efectos, rescindirse, ni darse por terminada con anterioridad a la fecha de terminación de su vigencia. Cuando la aseguradora pague por cuenta del asegurado la indemnización que éste deba a un tercero a causa de un daño previsto en el contrato y compruebe que el contratante incurrió: (i) en omisiones o inexactas declaraciones de los hechos a que se refieren los Artículos 8º, 9º, 10 y 70 de la ley referida en esta cláusula; o (ii) en agravación esencial del riesgo en los términos de los Artículos 52 y 53 de dicha ley, como lo es, entre otros: (a) que el conductor del vehículo asegurado maneje el mismo en estado de ebriedad o bajo el influjo de estupefacientes o psicotrópicos, o de cualquier otra substancia que produzca efectos similares, siempre que no sea por prescripción médica; o (b) que el conductor del vehículo no cuente con licencia para conducir el tipo de vehículo con el que se causó el siniestro; estará facultada para exigir directamente al contratante el reembolso de lo pagado”.

Asimismo, de acuerdo con el Artículo 40 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro, la prima debe ser pagada en una sola exhibición al inicio de la vigencia. (“Precepto(s) legal(es) disponible(s) en gnp.com.mx” / fuente de esta referencia).

Como se podrá notar este Seguro Obligatorio de Autos es un esquema de protección que ampara tanto las responsabilidades en que incurra un conductor al presentarse un siniestro, accidente o eventualidad, protegiendo al mismo tiempo y de manera responsable a las partes o quienes se vean afectados dentro dicho incidente.

Si tienes dudas sobre tu seguro de auto que tienes o te gustaría recibir más información sobre cómo puedes adquirir un seguro de autos de acuerdo con tus necesidades, estilo y ritmo de vida, que te brinde sólida protección en un momento dado frente a una eventualidad, te animamos a ponerte en contacto con nosotros para que juntos diseñemos el plan de protección más adecuado, sin que tengas que pagar más por ello.

“No corras riesgos, conduce tranquilo”

En Corporativo Arval te acompañamos en los momentos en que más lo necesites”.

Líneas Personales | Programas Empresariales | Programas Especializados