+52 (55) 5605 4800 info@arval.com.mx


Todos sabemos que hacernos de un bien inmueble representa un cúmulo de esfuerzos y muchas veces hasta compromisos bancarios que llevaremos por varios años, si eres una de las personas afortunadas que han tenido la oportunidad de hacerse de un bien, te animamos a proteger el fruto de esfuerzo, tu inversión y tu patrimonio a través de un seguro de hogar.

Un bien inmueble comprendemos que es mucho más que eso, representa además de un gran esfuerzo para adquirirlo, también será el lugar en donde habitarás por un buen tiempo, será el centro de tus actividades y por qué no, también un espacio en donde seguramente pasarás muy buenos momento en compañía de los que más quieres, tu familia y tus mejores amigos.

Hoy en día existe poca información en cuanto las grandes ventajas que conlleva el tener un seguro de hogar o seguro de casa habitación. La realidad es que es un excelente instrumento de protección que te ayuda a salvaguardar todo ese esfuerzo que se ha vertido en el proceso de lograr tener un bien inmueble; sin importar si se tratara de una casa o un departamento, su tamaño o ubicación, la cuestión es que se trata de tus esfuerzos claramente cristalizados.

Un seguro de hogar siempre decimos que es “mucho más que eso”, ya que cuentas con una serie de coberturas que más allá de asegurar tu patrimonio, protege tu economía en caso de que llegarás a afectar a terceros ya sea en sus bienes o en su persona.

Es un hecho que una vivienda generalmente representa una parte importante del patrimonio para la mayoría de los mexicanos, aunque sólo el 10% de los asegurados cuenta con un seguro de casa habitación, lo ideal sería enfrentar imprevistos sin realizar algún desembolso.

Sin embargo, ciertas eventualidades como un incendio, un sismo, inundaciones o hasta daños causados por terceros pueden llegar a afectar severamente tu economía. Por ello, si como responsable y dueño de tu casa es fundamental que te prevengas ante tales circunstancias y consideres contar con un seguro que proteja tu economía personal y tu inmueble, a través de un seguro de hogar o seguro de casa habitación.

A continuación, te describimos de manera muy general la manera en cómo puedes salvaguardar tu economía a través de los beneficios que te ofrece un seguro de hogar o seguro de casa habitación:

Cuentas con protección por daños materiales: los daños a la construcción de tu vivienda y a sus contenidos, derivados de causas naturales como incendios, rayos o inundaciones.

También se pueden incluir en tu seguro de hogar algunos otros riesgos como: daños ocasionados por huracanes, golpe de mar, marejada, nevada, vientos tempestuosos, etc. Estos riesgos son conocidos como riesgos hidrometeorológicos o por terremotos y erupción volcánica.

Además cuentas protección en caso de daños o perjuicios no dolosos causados a terceros o a sus bienes, por ejemplo, filtraciones de agua que inunde una vivienda contigua, así como los daños que se ocasionen a terceros involuntariamente por algunas actividades que realices en tu casa.

Ampara también los gastos que como asegurado tengas que realizar a consecuencia de maniobras de montaje, demolición, limpieza, acarreos y/o remoción de escombros, ruptura de cristales entre otros.

La gran mayoría de los planes también cubren los gastos que pudieras incurrir en caso de que tu mascota llegara afectar a terceras personas, como también en el caso de que, si cuentas con personal doméstico y éste llegara a sufrir algún accidente dentro de tu hogar, tu seguro de hogar te respaldará cubriendo los gastos que se requieran para solventar tal situación.

Estos puntos representan en general las coberturas más usuales en lo que se refiere al seguro de hogar o seguro de casa habitación. Sin embargo, con tu seguro regularmente se adicionan una serie de servicios que se denominan como “asistencias”, los cuales también te facilitarán de manera increíble el día con día, poniendo a tu disposición una serie de servicios de plomeros, electricistas, trabajadores de la construcción, entre otros, así como líneas de atención telefónica en el caso de que requieras cualquier tipo de orientación en particular.

La manera en que la compañía de seguros te indemnizará en caso de un siniestro es regularmente en función del valor de construcción, reconstrucción, reparación o adquisición e instalación de los bienes dañados, por otros de igual clase a los que se tenían al momento del siniestro, con un tope máximo hasta la suma asegurada o el valor del inmueble que hayas contratado en tu póliza.

“Lo importante es salvaguardar a tu familia, tu patrimonio y tu estabilidad económica”

Si te interesa conocer más detalles sobre cómo puedes proteger tu patrimonio y contar con más detalles sobre cómo funciona un seguro de hogar o seguro de casa habitación, te animamos a ponerte en contacto con nosotros para que juntos diseñemos el plan de protección que más te convenga, con un seguro de hogar proteges tu patrimonio, tu economía y a los que más quieres.

“No vale la pena correr riesgos o vivir con miedos, vive con total tranquilidad”
En Corporativo Arval, te acompañamos en los momentos en que más lo necesites.

Líneas Personales | Programas Empresariales | Programas Especializados