+52 (55) 5605 4800 info@arval.com.mx


En el tema de los seguros de gastos médicos mayores la percepción en general es que se trata de seguros de alto costo, nos implicará un fuerte desembolso económico y que al final será un gasto más que un beneficio tangible. La realidad es que no es así, partimos de la premisa que un seguro de gastos médicos mayores siempre será un gran beneficio y sobre todo, tenemos que pensar en que se trata de un instrumento de protección muy poderoso para nuestra economía personal o familiar, tenemos que verlo como una estrategia inteligente que nos ayudará a garantizar el acceso a servicios médicos y hospitalarios de calidad, justo en el momento en que más se requiere.


Si bien en cierto que un seguro de gastos médicos mayores no es un seguro de bajo costo, no necesariamente significa que sea un instrumento inaccesible o impagable. Pensemos en cualquier tipo de situación en que se vea comprometida la salud, por ejemplo: traigamos a nuestra mente un accidente en donde se vean involucradas más de dos personas, cualquier tipo de atención médica, el costo del hospital, medicamentos y los honorarios médicos que se requieran, invariablemente superan por mucho el costo de una prima anual.

Esto sin mencionar los casos en que se requieran tratamientos, equipo médico o de rehabilitación, terapias, prótesis o cualquier tipo de aparatos de ayuda, temporales o permanentes. Esta es una situación en la que sin un seguro de gastos médicos mayores, las personas tendrían que asumir al cien por ciento todos los gastos, sin mencionar si en un momento dado existen complicaciones legales; como los costos de abogados, fianzas, etc. …

En estas circunstancias en que el Seguro de Gastos Médicos Mayores toma un papel muy importante. Nos ayuda a transferir el riesgo y a “amortiguar” los costos que pudieran resultar a consecuencia de una situación grave en donde se vea comprometida la salud.

Del mismo modo, si bien es cierto que el seguro de gastos médicos mayores “no paga todo”, también habremos de comprender que es un instrumento que nos ayuda a hacer frente a situaciones verdaderamente graves. Son instrumentos que están diseñados para solventar situaciones que excedan nuestra capacidad económica en un momento dado.

Ahora bien, pensando en que buscamos un seguro de gastos médicos mayores acorde a nuestras necesidades, condiciones y ritmo de vida, habrá que tomar en cuenta al menos tres factores muy importantes y determinantes para determinar un costo adecuado:

Sumas Aseguradas: Es muy importante determinar el valor de las sumas aseguradas que esperamos de nuestro seguro; esto es, determinar un valor “real” que nos permita hacer frente a una eventualidad. Pensar en sumas aseguradas altísimas implicará primas en esa misma proporción, por ejemplo: 100 millones de pesos, puede ser demasiado, 5 millones de pesos puede ser un valor corto. En la actualidad, las sumas aseguradas promedio pueden oscilar entre los 10 y 15 millones de pesos, lo que nos arrojaría una prima más balanceada.

Deducibles y Coaseguros: Estas son dos variables que también afectan significativamente el costo del seguro. Para este punto debemos preguntarnos con total honestidad, hasta cuanto asciende nuestro fondo para emergencias. Lo que significaría hasta donde tenemos capacidad económica para hacer frente a una eventualidad sin la necesidad de hacer uso de la póliza de gastos médicos y con base en ello, precisar en la póliza que a partir de ese monto comiencen a operar las coberturas de la póliza, tomando en cuenta que a mayor deducible y coaseguro menor será el costo de la prima.

Nivel hospitalario: Este es otro factor importante que influye en el costo del seguro, aunque muchas veces nos gustaría tener el acceso a los mejores hospitales alrededor del mundo, para una persona que realiza sus actividades en su localidad y que muy ocasionalmente viaja fuera del país, no tendría caso pagar primas para recibir atención médica en el ámbito internacional, bastaría con tener acceso a servicios hospitalarios de la mejor calidad en su localidad o dentro del país y con ello, el costo del seguro sería por mucho más equilibrado.

Otro factor que no habrá de dejar de lado, es contar con información y propuestas de varias compañías de seguros. Siempre es bueno tener diferentes propuestas y compararlas entre sí, comprender con toda claridad que nos ofrece cada compañía de seguros y de este modo formarnos un criterio más amplio.

También es recomendable buscar información a cerca de las aseguradoras con las que estamos evaluando contratar nuestro seguro de gastos médicos. Hoy en día contamos con la facilidad de encontrar datos fidedignos sobre el numero de inconformidades que tienen las compañías de seguros, esto nos indica la manera de cómo cada una de ellas responde a sus asegurados.

No menos importante es contar siempre con el respaldo y la experiencia de un asesor profesional de seguros, una persona que comprenda exactamente tus condiciones de vida, tus necesidades reales de aseguramiento y que te pueda ayudar a elegir siempre la mejor opción, el plan más adecuado a tus posibilidades y que al final, logres determinar el seguro de gastos médicos a un costo y asequible, sin que impacte a tu economía.

“La Salud es lo más importante que tenemos, cuidarla es una responsabilidad”

Si tienes dudas sobre tu Seguro de Gastos Médicos Mayores o te gustaría recibir algún tipo de asesoría sobre como adecuar tu seguro en función a tus necesidades y posibilidades, te animamos a ponerte en contacto con nosotros, con mucho gusto te asesoramos para que cuentes con un seguro correcto y bien balanceado, acorde a tu ritmo y estilo de vida, sin que tengas que pagar más por ello.

Acércate con nosotros, juntos diseñaremos el modelo comercial que nos permita
llevar a tu negocio a un siguiente nivel, estratégica y eficientemente.

Líneas Personales | Programas Empresariales | Programas Especializados