+52 (55) 5605 4800 info@arval.com.mx


Es inevitable notar que existen personas a nuestro al rededor que son extremadamente exitosas, mantienen una vida saludable, hacen brillar cada uno de los aspectos en donde intervienen y en general, pudieran parecer un modelo a seguir para muchos. Una de las claves para lograr tan asombrosos resultados es el establecimiento de metas y objetivos.

Sin lugar a dudas, establecer metas y objetivos claros en cada etapa de nuestra vida, nos hace dar sentido a nuestros esfuerzos, una palanca de motivación y porqué levantarse con el ímpetu de salir a conseguir lo que buscamos.


Si bien se dice comúnmente que “las cosas que valen la pena en nuestra vida, no llegan fácilmente”, la realidad puede ser diferente; no necesariamente para conseguir nuestras metas y objetivos se debe de imprimir un esfuerzo sobrehumano, sino muy por el contrario, se trata de una jornada que vamos creando y al mismo tiempo disfrutamos en cada momento, cada una de sus etapas, cada uno de los pasos y pequeños logros.

También merece la pena mencionar que, en general nuestra cultura latinoamericana aunque es muy rica en sabiduría y conocimientos desde las civilizaciones iniciáticas, también encontramos muchos mitos que nos ayudan a “justificar” el porqué no hacemos las cosas en tiempo y forma; se trata simplemente de justificaciones populares que en muchos casos, frenan nuestros impulsos de superación.

El peso y la fuerza cultural es un aspecto no menos importante, pero una vez que hemos tomado conciencia de ello, lo hacemos a un lado y nos “enfocamos” en lo que realmente queremos de la vida, entonces el camino se torna diferente, con una amplia gama de posibilidades a nuestra disposición para conseguir cualquier cosa..

Evidentemente no se trata de “jornadas infrahumanas”, se trata simplemente de tener claridad en nuestra “razón de vida”, definir con toda presión nuestras metas y objetivos, y comenzar a caminar hacia ellos, con constancia, disciplina, perseverancia, buena actitud y por supuesto, mucho entusiasmo; que este último viene sólo cuando vamos notando cómo estamos construyendo lo que realmente hemos planeado para nosotros

El futuro no es algo fortuito, es algo que se construye paso a paso, con cada una de nuestras decisiones y acciones, cada minuto que vivimos estamos abriéndonos paso en el camino hacia nuestras metas y objetivos que nos hemos propuesto logar.

Ahora bien, no solo se trata de definir con total claridad una visión del futuro al que nos gustaría lograr, sino que también debemos subdividir nuestra visión en pasos intermedios. Es decir, plantearnos escalones “metas intermedias” que debemos ir superando antes de llegar al nuestras metas y el objetivo final. Estos “escalones” nos servirán con puntos de referencia para tener plena certeza en donde estamos en cada etapa del proceso.

Bajo esta premisa de construcción de un futuro deseado, también tenemos que agregar un ingrediente muy importante, lo que llamamos el combustible, se trata del “tiempo”. Es así, en cada punto al que hayamos decidido logar, habrá que escribir a un lado, la “fecha” .

Muchas veces no importa que tan lejos o cerca nos planteemos, lo importante es determinar en que momento debemos estar en ese punto. Bien se dice que “una meta sin fecha” es tan sólo un buen deseo; este es uno de los pasos más importantes en el proceso de construcción del futuro deseado.

Es el paso en que la gran mayoría de las personas se quedan encoladas en el proceso, la fecha es el factor determinante para hacer que las cosas sucedan y sucedan en la forma en que las esperamos. Una vez que hemos comprendido de otro modo los conceptos de visión del futuro, metas y objetivos, fechas, a continuación te compartimos cinco recomendaciones para comenzar a trazar tu visión del futuro deseado, para ti y los que más quieres.

1. Analiza tu situación actual: Es muy importante comprender en dónde estas parado, tener claro que hoy es el punto de partida hacia una nueva visión, tomar la decisión honesta y hacer el compromiso personal de transitar en este nuevo camino que te llevará exactamente hacia donde tú quieres llegar, en donde te quieres ver y en los escenarios que quieras experimentar.

En este punto, también es importante hacer un inventario de los recursos con los que cuentas; esa será tu mochila para tu viaje, tener claro qué herramientas dispones y si fuera necesario, hacerte de algunas nuevas que te sirvan de apoyo para tu jornada.

2. Visión de corto plazo: Definitivamente es importante determinar a hasta dónde quieres llegar, tenerlo claro en toda tu jornada. Considera que “un piloto no despega su avión” si no tiene clara la ruta y el destino. Aplica este simple principio en cada paso que te hayas propuesto lograr.

3. Visión de mediano plazo: Mencionamos la importancia de establecer puntos de referencia en medio de la jornada hacia el objetivo final. Sin embargo, siempre recomendamos poner objetivos intermedios, éstos serán pequeños logros que recibirás durante tu proceso y que te gratificaran por tus esfuerzos y naturalmente, es como un vaso de agua en a la mitad de tu carrera, incentivos importantes te seguirán motivando para seguir hacia tu objetivo final.

4. Visión de largo plazo: Este siempre será tu objetivo final, hacia dónde quieres llegar, considera tus recursos, los escenarios, las personas y todos los elementos posibles que queras incluir en esa visión. Sabrás que no es algo que se hizo por casualidad, sino que ha sido un proceso y una jornada que te ha llevado hasta ahí, la experiencia vale la pena y la realidad es que muchas veces los resultados alcanzados siempre son superiores a tu expectativa inicial.

5. Aprovecha al máximo tus recursos: Si bien es importante llevar en tu camino una mochila con todo lo que podrías necesitar para transitar tu proceso, también es importante contar con recursos financieros que te permitan apalancar cada uno de tus logros, por supuesto que nosotros te facilitamos las herramientas más adecuadas para que puedas ir capitalizando tus recursos y asegurar que tus objetivos “uno a uno” a la vez, se irán cumpliendo en cada etapa del proceso eficientemente.

“Ahorrar no es guardar lo que sobra, es una actitud responsable hacia el futuro”

Si estás interesado en conocer más sobre como opera un Seguro de Ahorro e Inversión y te gustaría conformar un patrimonio a través de estos instrumentos, que lejos de generarte algún riesgo, te garantizan el cumplimiento cabal de tus objetivos financieros, te animamos a ponerte en contacto con nosotros y juntos determinemos el plan de ahorro que más te convenga y te permita alcanzar tus objetivos eficientemente.

Acércate con nosotros, juntos diseñaremos el modelo comercial que nos permita
llevar a tu negocio a un siguiente nivel, estratégica y eficientemente.

Líneas Personales | Programas Empresariales | Programas Especializados