Acaba con tus deudas de una vez por todas a través HaBrO y buenos hábitos de ahorro

Pubicado en Sep 21, 2017



Llevar a cuestas una deuda representa una carga muy desgastante para cualquier persona, es por ello que debemos ser muy conscientes al momento contraer algún tipo de compromiso financiero de largo plazo y valorar si realmente es necesario vivir con ello o podemos solventarlo a través de los buenos hábitos de ahorro. Aquí te planteamos una estrategia viable para que en caso de que lleves una o varias deudas, consigas solventarlas de una manera efectiva y logres llevar una vida más ligera en el corto o mediano plazos.

Como bien sabemos el gran negocio de nuestro Sistema Financiero esta cimentado en la “deuda”, no importa tanto el monto o la cuantía, lo importante es que prevalezca la deuda permanentemente. Esta es una manera de controlar tus ingresos y por tanto, que muchas personas se encuentren atrapadas por largos periodos de tiempo, inclusive varias décadas en años dentro de un sistema que se nutre habidamente de esta condición, que mientras pensamos que al contraer una deuda resolvemos una situación de momento, no consideramos que justo en ese acto se está comprometiendo el fruto de su trabajo por los siguientes “muchos” años.


Partiendo de la premisa de que la “deuda” es el principal enemigo del ahorro, el primer punto que habrá que abordar es buscar la manera de erradicar a toda costa los compromisos financieros que se hayan contraído en el pasado, cambiar tu percepción sobre el costo de sobrellevar esa deuda y sobre todo, cuantificar qué tan alto es el valor de esos recursos en mediano o largo plazo.

En la actualidad tenemos al menos tres tipos de deudas recurrentes: Las deudas con tarjetas de crédito, las deudas por financiamientos automotrices y las deudas por créditos hipotecarios. La buena noticia es que mediante los buenos hábitos de ahorro y una “llave maestra” llamada el “poder de mantenerte enfocado”, resulta totalmente posible superar cualquier tipo de endeudamiento, es un proceso de mantener paso firme y constante hasta finalizar la deuda.

En esta publicación nos enfocaremos a tratar la deuda más mortal y costosa de todas, “La Deuda por Tarjetas de Crédito”….

Para resolver una deuda crediticia…
En este tipo de instrumentos como todos sabemos, el costo del dinero es sumamente alto, no nos cabe menor duda que tener una tarjeta de crédito puede resultar un recurso viable para hacer frente a situaciones imprevistas. Sin embargo, como lo mencionamos el uso de estos recursos es sumamente costoso que regularmente merman de manera importante y constante tus ingresos.

La manera de salir de una deuda de este tipo es principalmente la “cancelación definitiva”, pero para muchas personas puede resultar una medida extrema. Pero que más extremo pude ser ir minando tu capacidad de ahorro, tu libertad financiera y por tanto devastar periódica y sistemáticamente tu capacidad de ahorro para conformar un patrimonio que te sostenga en el futuro, limitando las posibilidades de establecer hábitos de ahorro sólidos y contundentes…

Cancelar tarjetas sería una opción?…
En caso de que no estuvieras dispuesto a “cancelar” tus cuentas de crédito lo importante es no crear deuda crediticia, si realizas un pago “bajo crédito” habrá que buscar la manera de saldarlo tan pronto como sea posible; regularmente el pago mínimo mensual “no salda” tu deuda, tan sólo estás pagando el costo mensual por haber usado esos recursos en crédito durante ese mes.

El enfoque será invariablemente cubrir el adeudo a toda costa; establecer las medidas necesarias dentro de tu presupuesto semanal o mensual para cubrir tu adeudo en el menor tiempo posible, considera que cada día que tengas ese adeudo “te cuesta” y “te cuesta mucho”. Por tanto, es muy importante establecer un plan de aportaciones en específico y puntual que te permitan salir del endeudamiento para lograr poner tus cuentas de crédito literalmente en “ceros”.

Revertir el credito en fondos firmes…
La segunda parte de la historia es revertir la condición crediticia en un fondo favorable; si el saber que cuentas con cierta “línea de crédito” a tu disposición (nota – no es tu dinero, es tu capacidad de endeudamiento) te genera cierta tranquilidad, entonces por qué no construirla.

Crear la habilidad de crear hábitos de ahorro…
Nuevamente, a través de buenos hábitos de ahorro puedes ir conformando esta línea de crédito pero en sentido positivo, de tal manera de que conformes un ahorro en tu favor por esa misma cantidad, con la salvedad de que además de que está a tu disposición, el hecho de no usarla te genera buenos rendimientos y en un momento dado de que requieras hacer uso de esos recursos no te costará más por el simple hecho de usarlos y podrás reponerlos con mucho mayor facilidad en comparación de una cuenta de crédito, ya que cualquier aportación que realices se verá reflejada sumando a tu capital.

No está por demás mencionar que un Seguro de Ahorro o un Seguro de Inversión son mecanismos financieros que te ayudan a constituir tu capital, que te permiten administrar de una manera muy eficiente tus recursos y no tienes que pagar cantidades excesivas por administrar o manejar tu dinero. Al contrario, te ofrecen rendimientos superiores a las tasas bancarias, mismos que aceleran la conformación de tus recursos con el paso del tiempo; todo ello gracias a los buenos hábitos de ahorro, la constancia y el poder del enfoque.

“Ahorrar no es guardar lo que sobra, es una actitud responsable hacia el futuro”

Si estás interesado en conocer cómo puedes adquirir un seguro de ahorro, un seguro de inversión que te permita conformar un respaldo financiero sólido y construir un patrimonio real, te animamos a ponerte en contacto con nosotros para que juntos diseñemos el instrumento de ahorro que responda a tus necesidades particulares y objetivos financieros de corto, mediano y largo plazos, sin lugar a dudas contando con buenos hábitos de ahorro te sorprenderás de la capacidad de ahorro que puedes alcanzar.

Acércate con nosotros, juntos diseñaremos el modelo comercial que nos permita
llevar a tu negocio a un siguiente nivel, estratégica y eficientemente.

Líneas Personales | Programas Empresariales | Programas Especializados